Buscar
  • Patagonia Log Homes

La construcción de casas en Madera no ha aumentado su precio, cemento y ladrillos aumentó un 24%

Entre 2017 y lo que va de 2018, el aumento en la construcción hecha con ladrillos y cemento (Mampostería) escala el 50% un número muy elevado comparándose con el 7% de aumento del precio para construir en madera entre 2017 y lo que va de 2018.

Estos números fueron publicados por diversos entes de medición como la Cámara Argentina de la Construcción y la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal, También hemos hecho análisis de publicaciones de diarios como La Nación


Casa de madera construida por Patagonia Log Homes

En cambio y gracias a los diversos planes que se vienen ofreciendo para incluir a la construcción en madera en los estándares de Argentina, el precio del armado de una casa en madera no sufrió mayores aumentos en dicho período, pudiendo de esta manera no solo ubicarse entre los estándares de construcción, también mostrando cada vez más las características superiores del material en relación a aislación térmica, flexibilidad, velocidad de armado y contaminación. Construcción sustentable con madera: El nuevo paradigma habitacional Ya sea para colaborar en la reducción del déficit habitacional o para la construcción de las viviendas y hogares sustentables del futuro, la construcción con madera toma un nuevo impulso con multiplicidad de proyectos de obra en todo el territorio nacional. La industria de la madera continúa su franca expansión nacional y conquista de cada vez mayores espacios, gracias a sus enormes ventajas ambientales y de sustentabilidad.

La madera es un recurso natural y sustentable que, debido a su velocidad de respuesta, la capacidad disponible del recurso forestal y el procesamiento industrial, permite dinamizar el empleo y las economías regionales, agregando valor a la materia prima proveniente de bosques cultivados como también por los claros beneficios ambientales, económicos y constructivos de los sistemas utilizados. Se trata de una cadena de valor que tiene un efecto multiplicador desde la semilla, la plantación, resina y todos sus derivados, manejo forestal, cosecha de rollos, destino de rollos finos para celulosa y papel y de rollos para madera aserrable, aprovechamiento de desperdicio como chip y viruta para generación de energía renovable, maderas y molduras con destino para la construcción y viviendas con madera y muebles, entre otros usos.

Especialmente en la construcción y en comparación con otros materiales, la madera es un material renovable, reciclable y carbono neutro. Esto contribuye con la mitigación del cambio climático y a su vez con calentamiento global, siendo el material de menor demanda energética para su fabricación. Debido a su capacidad aislante superior a cualquier material de uso tradicional en el país, promueve un bajo consumo energético que implica ahorro para el usuario y la sociedad, en un contexto energético deficitario. Asimismo, la madera cuenta con una gran resistencia estructural en relación a su peso, con un óptimo comportamiento antisísmico, posee una buena resistencia ante el fuego, es durable, estética y cálida. La aislación térmica es entre 7 y 14 veces más efectiva que la de materiales convencionales.